lunes, 13 de febrero de 2012

Estoy bien, ¿no lo notas?

Estoy bien. ¿No lo habéis notado? Estoy perfectamente. Nada duele. Nada pincha. Nada quema.

Estoy bien, de verdad. ¿No me creéis? Estoy estupendamente. No tengo el estómago del revés, para nada.

Estoy más que bien. Estoy genial. Nunca lloro por las noches. Ni me siento vacía después de comer. No tengo miedo. En serio.

No me siento sola, ni triste. En ningún momento del día. No me doy cuenta de que algo no va bien. Qué va. Estoy muy tranquila.

Y mientras, todos los demás, a mi alrededor, me cuentan sus problemas, sus historias. Me enfrento a nimiedades, a personas a las que me apetecería mandar a la mierda. Porque están tan ciegos, tan ciegos, que son incapaces de verme de verdad.



I'm fine...

3 comentarios:

eFe dijo...

Yo ya ni me molesto en mentir... la mitad de las veces ni siquiera digo que estoy bien

Manuela dijo...

¡Eh! Entonces cuando anoche me dijiste que estabas bien... ¿era una mentira?

Arcadia dijo...

No, anoche ya había llorado un buen rato y gritado a Pavel, así que me encontraba mejor de verdad ;)